domingo, 16 de agosto de 2015

~Reseña~ Hijos del Dios Tuerto, o cómo babear profusamente sin ver a Ragnar Lodbrok




Las nornas tejen en su tapiz el pasado, presente y futuro de los nueve mundos, entrelazando los hilos de las vidas de dioses, hombres y monstruos. Ocultas bajo las raíces de Yggdrasill, las tres hilanderas empiezan a hilvanar un hilo de oro: el hilo de un héroe, Harek Haraldsson, jarl de un clan de vikingos que se prepara para el ataque de otro fiordo con el que mantiene una deuda de sangre.

Mientras se debate entre la responsabilidad de proteger a su gente y la tentación de sucumbir a la sed de venganza, Harek ignora que su hilo está entretejido con los hilos de los dioses. De sus decisiones dependerá el destino de los æsir y su victoria o derrota en el Ragnarök, que llegará, como los enemigos de su clan, después del hielo.




Érase una vez el Ragnarok y el fin de los nueve mundos. Qué bien suena,     ¿verdad? Pues os voy a contar qué pasó antes…

Y así, la autora nos coloca en su regazo y nos narra con mimo las andanzas de hombres y dioses tratando de eludir su sino. Como en la saga del Segundo Ocaso, Virginia coge las profecías, los elegidos, el azar y el destino, y los agita magistralmente para mostrarnos una fantasía distinta, madura, con unos personajes reales plasmados a través de sus diálogos y acciones. Todo enmarcado en el trasfondo de la mitología nórdica, de los vikingos, de sus costumbres y sus creencias, descrito con gran precisión. La labor de documentación de la escritora es digna de alabanza y uno de los puntos fuertes de la novela: los amantes de la mitología nórdica encontrarán numerosos guiños y referencias y los principiantes se adentrarán fácilmente en esta ambientación a la que estamos poco acostumbrados gracias a las dosis bien distribuidas de mitología y cultura nórdicas. El glosario final también es de agradecer, sobre todo para los que no somos muy buenos con los nombres.

En cuanto a la historia, atrapa desde el primer momento, aunque en algunos tramos se hace algo lenta. Quizá por algunas repeticiones, aunque estas son comprensibles: ayudan a seguir al personaje, su psique, su razonamiento, su obsesión. O quizá también por el cambio continuo de tramas entre Midgard y Asgard, que alguna vez me ha dado cierta sensación de inconexión (supongo que por algunos saltos temporales). Pero en general está todo bien hilado y se disfruta cómo las tramas se van entrecruzando y desarrollando hasta llegar al clímax, muy sostenido en la parte final y que me ha encantado cómo se resuelve.



            Los personajes son sin duda otro de los grandes fuertes del libro, como en todas las novelas de Virginia, pero hay uno que destaca especialmente: el trabajo con Loki es realmente magistral, a mí me dejaba totalmente pegada al e-reader cada vez que tocaba su punto de vista. Un personaje odiado por su propia esencia y que trata de luchar contra ella, contra el destino que le ha sido anunciado. También me gustó mucho la relación de amistad entre Harek y Thrain y la manera en que el primero se preocupa por su clan y sus más allegados. Y luego está Katla, una völva, practicante de la magia de Freyja, que esconde muchos secretos. No faltan personajes femeninos muy interesantes y diversos como Audhildr, Frigg, Sif, Sigyn o Hela. La autora ha sabido darles a todos (personajes masculinos y femeninos por igual) una voz única y distinguible, aun siendo secundarios. Ha sabido ponerlos cada uno en su lugar, darles su espacio y su importancia, y eso hace que la historia se enriquezca y que el lector se enfrasque aún más en ella.

Tampoco han faltado escenas de sexo, acción, cómicas y dramáticas, llevadas a cabo por personajes carismáticos, cada uno a su manera. El trabajo con los diálogos y la naturalidad con la que se desenvuelven en cada escena también es otro de los aspectos a destacar. Ya he dicho antes que en algunos momentos la narración se vuelve algo lenta, pero es la interacción entre los personajes lo que hace que no podamos parar de leer, ya que con sus palabras y sus decisiones vemos cómo se van tejiendo los hilos sin saber si el tapiz final será el anunciado por las nornas u otro completamente diferente.

              En resumen, un gran trabajo del que se puede comentar mucho, y aunque personalmente me haya gustado más algún otro libro de Virginia, es muy recomendable, no sólo por la ambientación sino por los temas que trata y la manera en que los trata, que no te deja indiferente

Título: Hijos del dios tuerto
Autor: Virginia Pérez de la Puente
Editorial: Autoeditado (Amazon)
Encuadernación: Tapa blanda
Año de publicación: 2015
Nº páginas: 416
Precio: 15,80€ / 2,99€ (ebook)




PD: Las imágenes han sido hábilmente capturadas del tablero de la autora en Pinterest https://es.pinterest.com/virginiadlp/hijos-del-dios-tuerto/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.