miércoles, 9 de noviembre de 2016

Eurocon 2016, cuando la ilusión es realidad


La Eurocon 2016, celebrada en Barcelona, empezó oficialmente el 4 de noviembre, aunque yo  pagué mi inscripción un par de semanas después de que se anunciara en la Eurocon 2014 en Dublín, y estaba ya en la mente de sus organizadores mucho antes. ¿Cuándo empieza a fraguarse un evento tan fantástico como el que ha acontecido? Solo pocas personas lo saben (como Susana Vallejo), y yo no soy una de ellas, pero sí que puedo decir que ha cumplido con creces todas mis expectativas y las de mucha gente, así que creo que el staff puede sentirse orgulloso.

Esta va a ser la crónica de mi Eurocon, porque si hay algo que también es maravilloso es que no ha habido una sola Eurocon, ni siquiera 850 Eurocones (que era el número de los inscritos), sino quizá más de mil gracias a las firmas y eventos abiertos a todo el público.

Para ser justos, mi Eurocon comenzó el 21 de octubre, cuando hice mi maleta rumbo a tiendas catalanas y conseguí meter todo lo que tenía de Sanderson, Neimhaim, La Corte de los Espejos y un par de libros más finitos en ella. Para cuando empezó la convención ya me había arrepentido de no haber traído también Cuentos desde el otro lado y Títeres de la magia, ¡pero qué le vamos a hacer! No se puede tener todo, y tampoco es que los apretados horarios de la Eurocon dieran mucho margen. Pero ya me estoy liando. Volvamos a lo que nos interesa. La BCON en sí.


JUEVES, 3 de noviembre

Parte del escaparate de la librería Gigamesh dedicado a autoras

Contenta, feliz y nerviosa me iba a Barcelona capital cargada con una mochila de libros de Sanderson (en realidad quien iba cargado era Mr. Calamar, yo solo insistía en que me dejara llevar algún tochito). Casi una horita de tren y a eso de las 15:30 estábamos en Gigamesh, dispuestos a descargar el peso del Cosmere en las taquillas (benditas taquillas), y de todo lo que cayera en mis manos durante esa primera visita euroconera (Amanecer y Ritos de madurez de Octavia Butler, Futuros perdidos de Lisa Tuttle y Sombras de identidad de Brandon Sanderson). A esa hora la cola para la firma de ese día llegaba ya al estante de más vendidos, y eso que faltaban oficialmente 3 horas para que comenzara.

Libros a la taquilla y cuando ya nos íbamos aparecieron Isa-Janis, Mangrii y Bandinelli por la puerta. ¡Las primeras desvirtualizaciones! Más tarde llegaron Claudia y Neus (¡encantada de conocerte!) y allí estuvimos un buen rato hablando hasta que se hizo la hora de irse y justo entonces irrumpieron María Teresa y David Tejera (que me confundió con su avatar de twitter y no lo reconocí). Saludamos brevemente, María T. (que es un encanto) nos dio unos marcapáginas preciosos y nos fuimos corriendo corriendo hacia Librería Chronos, porque se presentaba Azul: El poder de un nombre y no quería perdérmela (a todo esto, la cola de la firma de Sanderson ya medía unos 10 metros fuera, en la calle, y allí encontré a Álex Páez y Marina Vidal, con una sonrisa de oreja a oreja ambos y su camiseta alomántica).



En Chronos estaban Begoña Pérez Ruiz (la autora, con la que coincidimos varias veces durante la Eurocon y que es absolutamente maravillosa), Aitziber y su pequeño (un cielo ambos, lástima que no pudiéramos vernos más), Cárdenas (¡sorpresa!), Alister Mairon (hay que quedar con más calma, pero fue genial verte y hablar contigo), Alejandro (espero que haya regresado tu voz) y Rolly Haacht (¡segundo encuentro!). También apareció brevemente Víctor Blanco, a quien le sigo debiendo unas birras (fue un placer verte igualmente, ¡gracias por pasarte!). Comenzó la presentación y Begoña se puso a hablar de su libro (que para eso había ido). Me encantó su sinceridad y honestidad a la hora de hablar de Azul, una novela palomitera, de aventuras, que permite que lectores externos al género se acerquen a la ciencia ficción, con una protagonista femenina acosada por sus propias inseguridades, multitud de razas y relaciones que van más allá de la heteronormatividad. Si queréis saber más de esta novela, hice un "streaming" en directo por el twitter de la Nave Invisible. Al acabar la presentación, Begoña me firmó un ejemplar de su bebé, me dio un par de marcapáginas y una chapita (¡gracias!) y después de pagar nos fuimos Alister, Alejandro, Mr. Calamar y yo de vuelta a Gigamesh para comenzar las 4 horas de cola del señor Sanderson (bueno, Alister se fue a casa, pero nos acompañó durante el trayecto).

En el Glups! ya estaba gran parte del club sandersoniano (¡grandes!) y mientras Alejandro se ponía al final de la cola (que ya daba la vuelta a la esquina), yo entré en la librería para saludar a Aranzazu Serrano, que estaba radiante de vikinga. La tienda estaba a rebosar, pero allí estaba ella sin perder la sonrisa firmando y sellando libros y ofreciendo aguamiel a todo el que quisiera probarlo (el naranja estaba muy rico). Fue un placer enorme hablar un poco con Aranzazu y espero que podamos encontrarnos con más tranquilidad en otros saraos. También saludé a Antonio Torrubia (de nuevo, gracias por los libros de Butler); a Concha Perea e Istel, que andaban por allí; a Íñigo, que vigilaba la cola de la firma; y de vuelta al final de la cola a esperar. Eran las 19:15 y hasta 4 horas después Sanderson no echaría mano a sus (mis) libros. Estás loca, pensaréis. Bueno, no es algo que haya negado. Pero de camino añadí a la bolsa Serpiente del sueño, de Vonda McIntyre, conversé un rato con el Librero del Mal, Humberto Revilla y Vir de la Fuente e incluso con el señor padre de Sanderson, que me preguntó amablemente qué eran todos esos post-its que plagaban los libros de su hijo (en realidad se lo preguntó a Mr. Calamar, pero no tardó en tirar la pelota a mi tejado), y así llegamos a las 23.05 y a la sonrisa de Brandon, que conservaba aun después de 6 horas de firma.

Como siempre, muy amable, quiso saber si teníamos alguna pregunta. «Te preguntaría por Hoid», le dije, «pero no creo que contestaras». «Sería relleno», respondió sorteando la pregunta. Entonces le comenté cuánto me fascinó El camino de los reyes, que me encantaba la historia, la ambientación, todo. Y él me dio las gracias porque El archivo de las tormentas es de la obra que se siente más orgulloso. Y no me extraña. Destila amor y magia en cada una de sus páginas. Foto de rigor (en las que Sanderon siempre mira a no ser que los horarios sean muy estrictos, porque le gusta dedicarle tiempo a sus lectores, y si para un escritor tan comprometido con su público hay que hace 4 horas de cola, se hacen), tochos en mochila y vuelta a casa. La cena, a las 00.30, con los pies y la espalda destrozados pero muy contenta.

VIERNES, 4 de noviembre


Oficialmente, el primer día de la Eurocon comenzó a las 7.30, una horita de tren y la llegada al CCCB a eso de las 9.45, con tiempo de sobra para recoger la acreditación y acudir a la presentación de la convención. Sergi Viciana nos echó amablemente menos de 25 años y nos dio la bolsa de bienvenida mientras conversábamos con Pep Burillo (¡tenía muchas ganas de verte!). Encuentro con mi grupillo tuitero favorito y camino al teatro para la inauguración junto con Begoña y Claudia. Después de varios discursos y la intervención de varias personalidades (y la fabulosa traducción de Diego García Cruz, que va sumando fans en cada intervención), Ian Watson descubrió la bandera de la Eurocon.

¡La foto es tan maravillosa como el fotógrafo!
Acabado el acto y tras un breve paso por el puesto de la AEFCFT, algunos tomamos camino a Casa del Libro y el encuentro bloggero con Brandon Sanderson (al que tuve el inesperado honor de ser invitada y por lo que estoy inmensamente agradecida a Nova). Ansiosos, nerviosos y muy ilusionados todos por charlar con uno de nuestros escritores favoritos, llegamos a la hora acordada, y pusimos las sillas en círculo con la ayuda de Ilu Vílchez. Sanderson no se hizo esperar, acompañado de su editora española, Marta Rossich. Preguntamos por su proceso de escritura, sus fuentes de inspiración, sus personajes favoritos, del Cosmere y lo que no es Cosmere y de las adaptaciones cinematográficas de su obra (apunté algunas cosillas, pero si no recuerdo mal Mangrii y Maria T. grabaron el audio, así que intentaré hacer un articulillo resumen del encuentro Isa-Janis ha hecho un articulazo que no os podéis perder). Firmas, fotos y alguna sorpresilla que conoceremos en breve. No sé quién disfrutó más, si Brandon o nosotros, pero sin duda es un tipo cercano, que disfruta con estos intercambios, que sueña tanto como sus lectores con sus libros (con esa escena tan ansiada del cuarto de Stormlight que nos dejó el hype por las nubes). Se le veía contento por estar aquí en España, por el baño de multitudes que se había dado la tarde anterior (a pesar de todas las horas que eso comportó), entusiasmado. Es un amor, ya lo demostró en el Celsius y lo ha vuelto a dejar claro en esta ocasión.

Cuando terminamos, algunos se fueron a comer, pero a mí me tocaba acudir a la entrevista de Johanna Sinisalo, la autora finlandesa que trabajó en el guión de Iron Sky, una película en la que los nazis llegan a la cara oculta de la luna. Su novela más famosa es Troll (traducida en español como Ángel y el troll, publicada por Poliedro en 2006). Fue bastante entretenida (a pesar de que yo estaba cansada y me costaba prestar atención a la conversación en inglés). Destaco un comentario sobre que hizo específicamente una historia desde el punto de vista de un hombre porque se dio cuenta de que siempre lo hacía desde el de una mujer, y también una distopía que algunos hombres toman como utopía por aparecer mujeres domesticadas y sin educación.

Después vino una mesa redonda a la que le tenía muchas ganas, «How to build a fantasy world» y que tengo que ver otra vez, pues entre lo cansada que ya estaba y los distintos acentos de los ponentes, he de decir que estuve bastante desconectada. A eso también contribuyó la actitud de Sapkowski, que no me gustó nada (algunos dicen que no entendí su humor, es posible). Más que sus comentarios me molestó la condescendencia con la que trataba al resto de escritores. Entiendo que en una mesa redonda no todo el mundo tiene que estar de acuerdo (así se genera debate), pero no comprendo el interés en asistir a una charla donde la aportación de la voz discordante va a ser prácticamente nula. Me decepcionó bastante, la verdad.


La siguiente charla fue la de Cristina Jurado, «La ciencia ficción en los países árabes», la cual me sorprendió bastante por los ejemplos que puso Cristina, sobre todo los de autoras. Además había proyectos muy interesantes, como el de Noura al-Noman, que traduce obras de ciencia ficción al árabe, empezando por Justicia Auxiliar, o la antología Iraq +100: stories from a century after the invasion, donde también hay autoras como Anoud o Zhraa Alhaboby.

Como eran ya las 16:00 y no habíamos comido, fuimos a buscar a Carbaes a la fnac, a darle su invitación para que  Sanderson pudiera firmarle un libro y a comer por el camino. Carbaes es más salá que las pesetas y me regaló un ejemplar de Belcebú, de Emilia Pardo Bazán, con marcapáginas y post-it incluido. Estuvimos charlando un buen rato hasta que volví al CCCB para asistir a la charla sobre «Género y posthumanismo en la ciencia ficción». Me esperaba otra cosa de esta mesa redonda, donde además de tratar de definir el posthumanismo, se dieron ejemplos de películas como Ex-Machina, Metropolis o Her sobre el tratamiento del personaje femenino en dichas películas. También se mencionó Consecuencias naturales, de Elia Barceló (eché de menos una mención a Ursula K. Le Guin, ya puestos). Pero me molestó una respuesta hacia una de las preguntas del público sobre géneros no binarios, donde uno de los ponentes insinuó que como todas las personas tienen deseo sexual, en determinados momentos eligen un género u otro determinado, así que al final se reduce a géneros binarios. A los aces, si eso, para otro día. Tengo que ver las otras charlas sobre queer, pero invisibilizar al colectivo asexual de base no me parece un buen punto de partida.

Para terminar el día acudimos a la mesa redonda sobre «La influencia de la historia y autores europeos sobre la obra de George R. R. Martin». Lo cierto es que yo ya estaba cansadísima y me enteré de más bien poco, aunque  hubo demasiada interrupción a Linda y la negación de que los Jardines del Agua pudiesen estar ambientados en la Alhambra terminó de desconectarme. Así que lo mejor de la charla fue poder desvirtualizar por fin a uno de los jefazos de Asshai.com (donde cumplo ya 10 años de permanencia), que resultó ser un tipo encantador, y charlar con él y con Eleder.

La charla no duró mucho, me despedí de ellos y de Claudia y nos fuimos corriendo al Glups! y la fiesta de Supersonic, donde volvimos a encontrarnos con Isa, Mangrii, Bandinelli, Álex, Carla, Maria T., David… Luego aparecieron Manuel de los Reyes y Pilar Ramírez Tello, que se quedaron por allí; hablé un poco con Lola Robles (si estáis por Madrid, no os perdáis sus talleres) y nos fuimos a cenar a un chino para completar la dieta asiática de Mangrii. Cuando volvimos la fiesta había acabado como quien dice y me quedé con mis amigos asshaitas un rato más hasta que nos volvimos en el último tren a casa.

SÁBADO, 5 de noviembre

Lola Robles hablando de feminismo y escritoras de ciencia ficción españolas

El tren salía cuando llegamos a la estación y lo perdimos. Así empezó el segundo día de Eurocon y nos perdimos la primera charla del día que teníamos planeada: «American Gothic contra Gótico Ibérico». Eso nos permitió dar una vueltecita por las tiendecitas, comprar los libros de mis queridas compañeras de tripulación (Las cenizas que quedan, de Andrea Prieto Pérez, y Horizonte Rojo, de Rocío Vega) y también Barcelona Tales, que me vendió y firmó el propio Ian Whates (¡es super simpático!). Además conversamos un poco con Pep antes de ir a la charla sobre el «Estado de la cifi española: ¿tradición o revolución?». Me pareció que hubo un discurso muy interesante por parte de los tres ponentes: el análisis sociopolítico del fandom, las escritoras y el feminismo desde principios del siglo XX (Emilia Pardo Bazán, desde septiembre dándome guerra), y la falta de crítica política y el conservadurismo en general. Si os interesan estos temas, os recomiendo ver la mesa redonda.

Luego tocó conocer a albinos (malvados, neutrales, buenos y místicos) de la mano de Aranzazu Serrano y Concha Perea, ya que ambas autoras han utilizado seres albinos en sus propias novelas. Más allá de los ejemplos me parece destacable las diferencias culturales en el tratamiento de personas albinas así como los datos arrojados por la Organización Nacional de Albinismo e Hipopigmentación. En la charla sobre «Wonder women: (techno) heroínas feministas para el siglo XXI» me falto quizá Ms. Marvel, pero desde luego fue un surtido de cómics de heroínas bastante grande, muy interesante sobre todo para quien tenga interés en este tipo de cosas (se nombró Phantoma, Wonder Woman, Promethea, Hulka, Poison Ivy, Mystica, Bruja Escarlata, Elektra, Viuda Negra, Cat Woman, Bat Girl, Iron (wo)Man, Moon Girl).

Como hubo pequeñas variaciones en los horarios, comimos deprisa con Claudia y fuimos al taller de «Mundos de fantasía» que impartía Sofía Rhei, de donde saqué varios libros de consulta y algunos consejos sobre escritura, como por ejemplo el tratamiento de los cinco sentidos (y no solo el visual). Hay que decir que Sofía trató temas muy importantes en la configuración de una historia con claridad y una suerte de ejemplos que plasmaban su gran imaginación.

Yo quiero una abuela así

Al terminar fuimos corriendo a Gigamesh porque nos tocaba entrevistar a Lisa Tuttle (millones de gracias a la editorial y a Zeta por el ofrecimiento, estamos trabajando en ello). Lisa es una mujer brillante, muy maja y con un acento maravilloso que nos hizo muy fácil seguir la conversación (Mr. Calamar informó de que se oían nuestras risas en toda la librería, pero es que dentro de la seriedad también hubo varias cosas divertidas). Era la primera vez que hacía algo así, estaba nerviosísima, con la boca seca y se me trababa la lengua, pero creo que salió bastante bien (¡o eso espero!).

Después regresamos corriendo al CCCB para la charla de Sanderson (¿he dicho ya que es un señor fabuloso?). Preguntas muy buenas de Ricard, geniales las de Marina acerca del Cosmere. Fue una lástima que la intérprete no tuviera más tiempo de prepararse (la avisaron aquel mismo día), pues las referencias fantásticas no las mencionaba (y una sobre Rothfuss me pareció bastante significativa). Mis amigos se marcharon rápido tras acabar porque tenían la cena de gala de los Ignotus. Mr. Calamar y yo nos quedamos hablando un rato con Eleder y el Setón (¡foto! ¡foto!) y después de no lograr contactar con Víctor Blanco acabamos cenando con Claudia en el restaurante japonés Koyuki (¡por fin lo encontramos abierto! ¡Tempuraaaaaa!). Un rico helado, y a dormir «temprano».  Un día tan magnífico como el anterior.

DOMINGO, 6 de noviembre

De izq. a drcha: Alberto Plumed, Josu Gómez, Rebeca Pérez y Rubén Briongos

El último día de Eurocon amaneció con una disyuntiva: ver al señor Sapkowski otra vez después de la mala experiencia del primer día o dormir quince minutos más y ver a nuestros amigos de la sociedad Tolkien hablando sobre educación. Ganó el profesor gracias a Eleder y Alberto Plumed, que junto a sus compañeros dieron muy buenos  ejemplos de las aplicaciones académicas de la obra de Tolkien. Es una charla que recomendaría mucho a profesores, ya que conozco algún colegio en el que más que asignaturas hay un tema común sobre el que se trabaja en diferentes áreas. La Tierra Media puede ser un tema tan bueno como cualquier otro.

La entrevista a Aliette de Bodard (¡conseguí su firma!) fue todo lo que podía pedírsele. Amena, cercana y muy interesante. Su trilogía Obsidian and Blood será autopublicada (según entendí) tras varios años en el mercado después de haber recuperado los derechos sobre ella en 2015. También ha creado una web para visibilizar escritoras de habla inglesa (¡yuhu!). Muy en contraste con la de Rosa Montero, que me puso de los nervios con sus continuas interrupciones y cortes a la intérprete (además a la inversa, que me parece aún más complicada). Eso sí, me gustaron los temas que trataba en sus novelas (el paso del tiempo y la muerte), así como sus ideas sobre la memoria y la identidad.

Y atención al acontecimiento del día… ¡comí en un vegetariano! (no es que hubiera hecho ninguna apuesta en contra, pero era mi primerito día). Y eh, estaba rico y me hinché, aunque si la salsa no hubiera tenido comino me habría hinchado aún más. Además era el día que más tiempo tuvimos para comer y fue un placer compartir el rato con Carla (que además me dio un trocito de su hamburguesa que no tenía salsa), Claudia y Maria T. (¿he dicho ya lo majas que son?). Luego volvimos al CCCB, Claudia compró algún libro, miramos saldos en inglés, Ian Watson me firmó en su relato de Barcelona Tales (eché de menos el bastón de este señor, al que siempre es un placer escuchar) y entramos con Iria, Selene (con las que me he cruzado mucho todo el fin de semana) y Carla a ver la entrevista con Lisa Tuttle. La autora demostró una vez más que es encantadora y que los temas que trata en su obra la ayudan a crear una atmósfera inquietante al tiempo que el lector se sumerge de lleno en la historia. Me gustó sobre todo su comentario sobre la literatura infantil, que a ella le parece más complicada porque el vocabulario y el tema tiene que adaptarse a la edad del lector a la que va dirigido. ¡Esta mujer hace de todo! (y también conseguí que me firmara Barcelona Tales. ¡Yay, 4 firmas!).

Ahora llegaba ya el turno de despedirse del todo, no sin antes conocer a una chica de la República Checa que estaba organizando una antología de mujeres y que además había escrito un relato en español. La recepción seguía rebosante, con gente yendo y viniendo entre los puestos, mirando las portadas de Corominas para Canción de Hielo y Fuego, todo caras sonrientes, incluso las de los organizadores. Había cansancio, sí, pero mucha ilusión en el aire, una emoción contenida porque en general todo había salido bien. ¿Hubo errores? Seguro. Cambios de aula a última hora que si no tenías la aplicación era difícil que te enteraras, charlas que empezaban antes de la cuenta, bajas… seguro que el staff estaba de los nervios, pero mi impresión es que todo estaba bajo control y el impacto entre los asistentes fue el menor posible.

Gracias a todos los que hay y los que faltan, ha sido fabuloso compartir con vosotros estos días

Desde mi cubil, a todos los que han hecho posible esta BCON, solo puedo decirles GRACIAS. Gracias por estos maravillosos días llenos de gente tan espléndida y charlas tan interesantes. Gracias por los regalitos de la bolsa de bienvenida, los streamings y el buen ambiente. Gracias por el trabajo, la disposición y las horas invertidas. Creo con total sinceridad que han merecido mucho la pena y que ha sido un fin de semana tan mágico como deseaba Elías Combarro en la inauguración.

Esta ha sido mi Eurocon, una entre tantos cientos. Como no pude quedarme a la clausura, acabaré con una frase de María Espasa, coordinadora de la oficina de «Barcelona, Ciudad de la Literatura», que creo que resumen muy bien gran parte del programa que hemos visto en esta Eurocon:

«La ciencia ficción será feminista o no será».


Otras crónicas molonas:



Dalayn
Lectora por vocación. (Medio) arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

14 comentarios:

  1. Libro y hamburguesa. No te quejarás de que no te alimento en todos los sentidos. xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espíritu también me lo alimentas. Gracias por ser tú ^^

      Eliminar
  2. Ha sido genial leer todo esto :)
    Para mí también fue una sorpresa y una alegría verte y desvirtualizarte
    muchísimas gracias por mencionarme ^^
    me alegro que lo pasarais taaaaaaaan bien y que pudierais aprovechar TANTO el tiempo
    nos vemos a la próxima :)
    un beesote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un besote, Neus, fue un placer conocerte :)

      Eliminar
  3. Ahora que llegué a casa te puedo comentar con tranquilidad, fue un fin de semana intenso y me encantó compartirlo con ustedes, una pena que el día no tuviese más horas para poder charlar aún más, tu si que eres encantadora ♥ Espero que podamos vernos pronto y que éte sea el primero de los muchos eventos que compartamos juntas.
    Un beso grande
    PD: el vegetariano estuvo delicioso, en casa nadie me creía XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue genial conocerte en persona, María. Pasamos muchos momentos geniales. Estoy deseando repetir. ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  4. ¡Pedazo de crónica, sí señora! Si no fuera porque yo misma estuve en la Eurocon, andaría muerta de envidia por todo ese recorrido por la Barcelona "fantástica". ¡Mil gracias por incluirme con tan buenas palabras! Fue todo un auténtico placer conoceros a Boadbil y a ti, queda pendiente volver a coincidir en el espacio-tiempo. Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que volvemos a coincidir ^^ Cuando vayamos por Madrid (a saber cuándo) avisaremos. ¡Muchos besos!

      Eliminar
  5. ¿Sabes que lo peor es que nos hemos cruzado varias veces, en varios eventos y no nos hemos reconocido? ¡Es el destino que quiere que nos conozcamos de forma espectacular! (o algo así...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final va a resultar que nos conocimos en el pasado, en una Feria del Libro de Valencia y que tengo un "La Tierra estuvo enferma" firmado por ti, o quizá son imaginaciones mías fruto de una mente perturbada xD Pero qué putada que no nos viéramos, seguro que estábamos en la misma sala pero claro, había tanta gente que yo tampoco miraba a ver si reconocía a alguien más. La próxima vez habrá que estarse más atento. Un besote diabólico para ti :*

      Eliminar
    2. Pero es un rereconocer, es que eso fue hace mucho y apenas pudimos hablar :3

      Eliminar
    3. Vaaale es que como has dicho "conozcamos" digo esta mujer no se acuerda de nuestra primera vez :P A ver si no tardo mucho en pasarme por Madrid, aunque eso llevo diciendo años y las dos veces que he ido estaba tó dios de viaje XD

      Eliminar
  6. Ayer estaba totalmente incapacitado para comentar y leer, pero ahora mismo tengo la piel de gallina leyendo todo esto, no quiero verme cuando termine de escribir la mía. Han sido unos días maravillosos, me encanto conocerte a ti y a tu chico y que estuvierais en parte de mi dieta asiática XD Un placer igualmente y privilegio vivir ese encuentro con Sanderson nosotros 8, fue muy especial para mi. Un abrazo querida Sierpe (ahora que ya se de donde viene XD) y espero que nos veamos pronto^^ (suena Celsius y tal <3)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseando leer la tuya. Fue todo y sigue siendo tan emocionante <3 Me encantó conocerte y ojalá el año que viene esté en el Celsius y nos veamos de nuevo. Lo de explicar de donde viene Sierpe fue inesperado jaja ¡Un abrazo enorme y a terminar de recuperarse!

      Eliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.