jueves, 16 de noviembre de 2017

~Adopta una autora~ Lola Robles y las escritoras españolas de ciencia ficción


Ya he hablado en ocasiones anteriores del interés de Lola Robles por la bibliografía de escritoras de ciencia ficción, sobre todo españolas. Pero creo que merece un apartado especial mostrar su trabajo al respecto, ya no solo por su dedicación, sino porque constituye un aporte significativo en el marco de la ciencia ficción nacional, más de cara al futuro que a un pasado que no se puede cambiar.

Robles estudió Filología Hispánica y comenzó a trabajar en 1987 en la Biblioteca de Mujeres de Madrid, de la que ya hablé en el primer episodio del podcast. Fue allí donde comenzaron a elaborar una bibliografía de escritoras de ciencia ficción, que se editó como folleto en 1989. En el 2000 se publicó una ampliación: Escritoras de ciencia ficción y fantasía: Bibliografía, con prólogo de la propia Robles.

Más adelante crearía el blog Bibliografía de escritoras de ciencia ficción y fantásticas, actualizado hasta 2008, donde se incluyen obras no solo de escritoras hispanas sino también de nombres relevantes del panorama internacional.

De la mano iría el portal Biblioteca de relatos, donde se pueden hallar algunos relatos cedidos por diferentes autoras (allí está el relato “Savitri”, de Lola Robles, que leí en el primer episodio del podcast ya citado).

Por último, en su blog encontramos una página con bibliografía de escritoras españolas, publicada en 2016, si bien solo incluye novelas o colecciones de relatos.

A lo largo de 2016, Robles publicó en la revista SuperSonic (#4 y #5) un artículo dividido en dos partes (aunque en mi opinión faltarían algunas más) sobre escritoras españolas de ciencia ficción. En un tono similar al utilizado en En regiones extrañas, desgrana el argumento de algunas obras de interés producidas en los siglos XX (1ª parte) y XXI (2ª parte), además de presentar a sus creadoras y contexto.


Primera edición de Alucinadas

Más allá de los nombres y obras, que se podrían consultar de forma gratuita en los portales referidos anteriormente o en artículos como el publicado en 2017 en Barcelona Review, este artículo extendido tiene un valor añadido por varios motivos, a mi entender:

  • La reflexión inicial sobre la necesidad de visibilizar a las escritoras de género, sobre todo en nuestro país.
  • La enumeración de distintos factores que pueden influir en cierta manera en la menor producción e interés de las mujeres en la ciencia ficción sin entrar en mayores valoraciones.


Aunque con la aparición de iniciativas como Alucinadas (que va ya camino de su 4ª edición), Premio Ripley, La Nave Invisible, Adopta una Autora o La ventana del sur ha quedado patente en los últimos años que no solo hay una necesidad sino también un interés en conocer y visibilizar escritoras de género fantástico, todavía hay quien se pregunta si no es esta una actitud discriminatoria. Teniendo en cuenta que solo es una muestra parcial de la producción en materia de género fantástico y que a nadie se le obliga a consumirla en exclusiva, ya el comentario dice mucho. Si añadimos, además, que ya no solo la producción de obras de ciencia ficción por parte de mujeres en España ha sido siempre ampliamente inferior al de varones, sino que aun hoy día se siguen publicando antologías sin presencia femenina y que en textos divulgativos de relevancia la única mencionada es Elia Barceló, creo que no hace falta mucha más justificación.

“La ciencia ficción publicada por autoras se encuentra en los márgenes de una literatura que no ha dejado de ser marginal. […]. El día que ya no se necesite, será una jornada feliz, porque significará que la presencia de mujeres y varones en el género habrá devenido más igualitaria”.

Y, añado, dada la evidente problemática de la escasez de lectoras de ciencia ficción (tema en el que Robles se extiende en el artículo), destacar a estas mujeres posibilita tener referentes. Lo que no se conoce es como si no existiera y a no ser que se posea un excelso espíritu aventurero, ya no es que se rechace, es que ni siquiera se contempla. Si hay quien se plantea no escribir ciencia ficción porque no es de ciencias, si hay quien cree que el espacio no es cosa de mujeres porque no conoce mujeres astronautas, cómo no pensar que la falta de referentes en ciencia ficción inclina a las escritoras hacia otras áreas más vinculadas tradicionalmente a su género (romántica, juvenil, fantasía).

No obstante, cuando se refiere al hecho de incentivar la lectura de géneros no realistas, ya no solo por mujeres, sino por el público en general, comenta un par de aspectos clave y muy acertados que me parece que muchos de los críticos con estas iniciativas no contemplan:

“Aislar la CF de mujeres más allá de una primera intención divulgativa es una postura que ni nos beneficia como escritoras ni sirve al género. Es cierto y comprensible que destacar y recuperar a las autoras y centrarse en ellas se hizo como una forma de reivindicación en momentos muy importantes del feminismo. […] A mí, por ejemplo, me interesan las ficciones no solo feministas sino pacifistas, antimilitaristas y queer, […] pero eso no quiere decir que considere que son las únicas que debe haber y que no me agraden otras fuera de esa ideología”.

“Aunque es necesario dar a conocer a las personas menos aficionadas la ciencia ficción de más calidad, tiene que saber que el género ha sido mayoritariamente una literatura popular, y destacar solo la CF culta es recaer en la postura elitista desde la que tantos prejuicios ha generado”.

En resumen, estamos hablando de acciones divulgativas, para dar a conocer, no para imponer un tipo concreto de ficción. Eso también tiene que ver con el tema de la diferencia entre CF culta y CF de entretenimiento, ya explorado por Robles en su ensayo sobre géneros no realistas, En regiones extrañas. Aunque minoritarias, en este contexto me he cruzado con críticas sobre la calidad temática de los textos que se mencionan, encumbrando ciertos nombres y menospreciando otros por enmarcarse en una literatura “mediocre”. Esa excelencia que se exige a las escritoras de ciencia ficción es la exigencia que encontramos las mujeres a diario en cualquier ámbito, y lo que hace que muchas de ellas no se lancen a la escritura (u otras profesiones). Como si la calidad literaria fuera un rasgo de nacimiento y no uno que se consigue con la práctica.



Además de la escasez de lectoras, Robles enumera otras variables a tener en cuenta para entender la falta de interés de las mujeres por escribir este tipo de ficción:

  • La tradición audiovisual de la ciencia ficción, en la que en su mayoría los hombres han creado ficción para otros hombres, abundando en los estereotipos masculinos y femeninos más convencionales, heteronormativos, racistas, violentos y militaristas.
  • Falta de relevancia de la ciencia ficción en contextos académicos.
  • Editoriales y sellos de CF más centrados en autores anglosajones. Escasa difusión de la Cf española, sobre todo por editoriales independientes y de un alcance mucho menor.
  • Dificultad de difusión de la obra en la actualidad por la saturación del mercado.
  • El fandom y la ventaja de moverse con fluidez dentro de él ayuda a la difusión de la obra. No afecta solo a las mujeres, pero hay que contar con ello.


En el artículo todas estas variables tienen una explicación mucho más amplia y creo que es importante prestar atención a los matices, sobre todo si hay interés en seguir buscando un estado igualitario en la producción de ciencia ficción en España. Ya hablé hace meses de lo difícil que es valorar el problema por la cantidad de factores que influyen, pero por eso mismo hay que señalar lo absurdo de simplificar y centrarse solo en un aspecto.

Trabajos como este son necesarios porque dan una perspectiva diferente de lo que solemos entender como historia del género. Habla Robles de varias autoras anteriores al franquismo que tienen obras cercanas a la ciencia ficción aunque su obra nunca se ha calificado como prospectiva y es difícil englobarlas. Del mismo modo, resulta complicado dar autoría a muchas otras que publicaron bajo seudónimo, generalmente masculino y extranjero. Sin embargo, es importante reconocer que las mujeres no empezaron a escribir ciencia ficción en España en los 80, tras la ola de ciencia ficción feminista que se vivió en el mercado anglosajón en los años 70, y que, aunque sea la más reconocida por méritos obvios, Elia Barceló no es la única que se ha adentrado en esta literatura en el siglo XX.

Si no todos, al menos la mayoría de nombres aparecen en el artículo de Barcelona Review que he enlazado anteriormente, y se pueden consultar también en la charla que Robles dio en la Eurocon 2016 (XXIV Hispacon), donde también amplía algunas de ellas. Espero que estos artículos no se queden solo en la segunda parte, porque acaba en las nacidas en los años 50 que han publicado ya en el s. XXI, y estamos ahora ante un buen momento dominado sobre todo por escritoras nacidas entre los años 60 y los 80, como bien apunta.


Voy a dejar que sea la propia Lola quien acabe este comentario con el último párrafo del artículo Un mundo por delante de su lastre: escritoras españolas de ciencia ficción:

“Quiero terminar con una pregunta: ¿podríamos hablar de una «generación de escritoras españolas de ciencia ficción» donde se encontrarían desde las autoras nacidas a finales de los años 60 hasta las que nacieron a mediados de los 80? Creo que sí, porque al aumento notable de creadoras y a un mayor número de publicaciones se une el que se conocen y relacionan entre ellas como suele ocurrir en las generaciones literarias. Lo que no parece haber son características comunes en cuanto a temáticas y estilos, por lo menos hasta ahora, lo cual tiene una parte muy positiva porque implica una gran diversidad. Eso sí, la perspectiva feminista está ya interiorizada y normalizada en estas creadoras y aparece con normalidad en sus textos. Sería la primera «generación literaria», no ya una serie de escritoras rara avis, sin relación entre sí y apenas conocidas por el público aficionado. El tiempo lo dirá, pero promete mucho”.



Dalayn
Lectora por vocación. Arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

~Reseña~ Detrás de sus ojos, o en el fondo de la obsesión

 

Me ocurre con frecuencia que cuando una multitud habla muchísimo y muy bien de algo, mi primera reacción es huir en la dirección contraria. No me malentendáis, no es que no me fíe de ellos, es que el hype es mala cosa, ya lo he dicho alguna vez. Sin embargo, como ya tenía planeado leerme Detrás de sus ojos, de Sarah Pinborough, hice una excepción y me lancé a por él. Con todo el escepticismo que puedo albergar, dispuesta a hilar todas las pistas para no acabar sorprendida.

Louise es secretaria en una clínica psiquiátrica de Londres. Tiene un hijo de seis años y su vida pareció quedarse estancada tras su divorcio. Por eso no puede resistirse cuando un hombre le tira los trastos en un bar una noche. Sin embargo, él se arrepiente tras un beso y sale corriendo.

Adele es la esposa de un médico psiquiatra. Acaban de mudarse para comenzar una nueva etapa en su vida, una en la que quizá puedan recuperar el amor que los unió. Mejor dicho, uno en el que ella pueda recuperar el amor de David. Porque ella lo ama, vaya si lo ama. Por eso está dispuesta a hacerse amiga de la amante de su esposo, porque es parte de su plan para que él vuelva a quererla.

Nos encontramos, pues, ante un triángulo poco común. Un triángulo que no surge del amor, sino de la fascinación por las personas, independientemente de su género, hasta el punto de obsesionar. Es un triángulo de mentiras, de verdades a medias, de secretos, tanto del presente como del pasado. De vidas entrelazadas por las sospechas, el miedo a la soledad y a la mediocridad.

Los puntos de vista de las dos protagonistas se alternan con pequeños fragmentos de la vida pasada de Adele, cuando estaba internada en una residencia tras la muerte accidental de sus padres. Conoceremos a la niña, la compararemos con la adulta, iremos trazando caminos por las pistas que nos irá dejando a través de la narración.

Sarah Pinborough estará en 2018 en el Festival Celsius, en Avilés

Pinborough crea una telaraña en la que no solo atrapa a los personajes, sino también al lector. El estilo, fluido y trasladado con maestría por Pilar Ramírez, nos arrastra hasta las profundidades de la historia. Cuanto más conocemos lo que ocurre, más queremos averiguar y menos nos fiamos de nadie. Y, aun así, consigue sorprender. Ni siquiera mi escepticismo ha podido con esas cuatro últimas páginas. Y, además, consigue que merezca la pena llegar hasta ellas.

Sin embargo, ese juego también tiene sus inconvenientes. El hecho de que Adele esté jugando todo el rato al despiste, llevando a cabo un plan del que desconocemos su propósito más allá que el de mantener a su marido a su lado, y de que Louise la crea, desdibuja el personaje de David. Su alcoholismo, sus cambios de humor, su silencio. Es, quizá, el personaje que más cuesta creer. Pero es posible que esa sea la intención de la autora, dado que es esa actitud voluble la que nos plantea las mismas dudas que le plantea a Louise.

Es una novela adictiva sobre adicciones. Ya no solo adicción a las personas, sino al tabaco, al  alcohol y a las drogas. Me parece interesante sobre todo el tratamiento del alcoholismo, pues la perspectiva del narrador tiene un papel muy importante. Las dos mujeres nombran en repetidas ocasiones el problema de David con la bebida, pero cuando se refiere a Louise, parece atenuado. Sin mencionarlo de forma directa, se puede reflexionar sobre la autopercepción de nuestros propios problemas, de lo difícil que nos resulta en ocasiones ser conscientes de ellos o, aun siéndolo, lo difícil que nos resulta hacer algo para solucionarlos por nosotros mismos. De hecho, entre las cosas positivas que Adele aporta a la vida de Louise está la de empujarla a cambiar sus hábitos, a que deje el tabaco y vaya al gimnasio. Se le puede restar importancia por los movimientos de la trama principal, pero no hay que olvidar en que el inicio del embrollo surge por la necesidad de Louise de encontrar a alguien más en su vida, ya no solo de forma romántica, sino alguien con quien compartir sus miedos sin que la juzguen.

Y es que ambos personajes tienen algo más en común aparte de David. Las dos tienen terrores nocturnos, o los tuvieron. En este thriller también hay espacio para el toque fantástico. Adele enseñará a Louise a controlar sus sueños, a escapar de sus pesadillas recurrentes para ir a donde ella quiera.


"El final más impactante del año" es más que una frase publicitaria.

Detrás de sus ojos habla de prejuicios, de la relatividad, de cómo un acto de buena voluntad puede resultar terrible, de como algo aparentemente horrible puede ser solo una invención. Sin embargo, aunque incide en que es muy difícil conocer por completo a una persona, se queda a medias en la denuncia sobre el mal que puede hacer esa relatividad en temas como el maltrato y la violencia de género. Es algo en lo que no acaba de meterse, porque sí que he querido ver en los pensamientos de Louise aquel "siempre saludaba" típico del telediario y cómo esa visión parcial que tenemos de las personas nos puede cegar. No obstante, le faltaría dar un paso más en este sentido.

Para el que no haya leído a la autora, creo que es una novela magnífica para conocerla. Es un puzle bien armado que sabe ahondar en los personajes sin perder la intriga. Sobre todo, el personaje de Louise me ha parecido muy humano, imperfecto, lleno de sueños y frustraciones. Pinborough demuestra no solo que tiene las herramientas adecuadas para crear una gran historia, sino que sabe utilizarlas muy bien. Y que, además, se lo pasa bien trabajando con ellas. Cuando eso se transmite al lector, es seguro que va a disfrutar.

Otras reseñas:
El caballero del Árbol Sonriente
Boy with Letters
In the Never Never


Título: Detrás de sus ojos
Autora: Sarah Pinborough
Traductora: Pilar Ramírez Tello
Editorial: Runas (Alianza)
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Año de publicación: 2017
Nº páginas: 352
Precio: 18,00€ / 12,98€ (ebook)





Dalayn
Lectora por vocación. Arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

miércoles, 25 de octubre de 2017

~Reseña~ Amanecer, o el ocaso de la humanidad


He perdido la cuenta de las personas que me han recomendado leer Amanecer, de Octavia Butler, en el último año. Ese aluvión de recomendaciones tiene, como todo, sus cosas buenas y sus cosas malas. Por un lado, me parece fascinante (y creo que a veces infravaloramos) el poder del boca a boca, sobre todo en cuanto a lo de recuperar un clásico se refiere. No hay que olvidar que Xenogénesis fue traducida  en la mítica colección de ciencia ficción de Ultramar allá por los años 80 y que hoy en día apenas se puede encontrar en secciones y librerías de segunda mano. Es, por tanto, notable el interés suscitado por una novela descatalogadísima y la capacidad de difusión que dan las redes sociales. Para que luego digan que son el mal.

miércoles, 18 de octubre de 2017

~Reseña~ Bitch Planet, o la distopía del presente patriarcal


Ahora que se vuelve a hablar un poco de distopías feministas como El cuento de la criada o The Power, no hay que dejar de lado aquellas que llegan en otros formatos como es la novela gráfica. Bitch Planet ha sido aclamada desde que comenzara a publicarse en 2014 y a principios de este año Astiberri publicó en español el primer tomo con las primeras cinco grapas.

DeConnick acude a la hipérbole y el sarcasmo como recurso para plasmar un futuro donde el patriarcado ha llegado a niveles insultantes. ¿Te quejas? Al planeta de las zorras. ¿Respondes mal? Al planeta de las zorras. ¿No tienes un cuerpo normativo? Al planeta de las zorras. ¿Molestas simplemente por el hecho de existir? Al planeta de las zorras. Cualquier cosa que se salga del orden establecido y el deseo de los hombres es motivo para ser exiliada a un planeta-prisión, llamado eufemísticamente «Puesto de conformidad auxiliar», donde las «no conformes» no supondrán un peligro para la sociedad y serán duramente castigadas por ir en contra del sistema.

miércoles, 4 de octubre de 2017

~Reseña~ Refugio 3/9, o la montaña rusa de lo que perdimos



Hace tiempo que quería darle un tiento a Anna Starobinets, y aunque me habían recomedado sus libros de cuentos, al final la fortuna ha querido que me estrena con una novela, Refugio 3/9. Y no ha sido para nada un mal estreno. En un momento donde los retellings y las revisiones de cuentos están a la orden del día, da gusto encontrar algo que se salga de la norma y nos imbuya en un universo bastante diferente.

Masha es una fotógrafa rusa que se encuentra en París para cubrir un evento. Poco a poco empieza a encontrarse mal y de un día para otro su vida cambia de manera drástica: ya no es ella, es otra persona. Esa transformación le supondrá un infierno y el inicio de un largo viaje hacia su país natal en busca de sus recuerdos. A través de flashbacks y viajes a otro plano conoceremos las razones por las que se produce este cambio y los entresijos de la vida de esta mujer, de cómo se rompió su matrimonio, de cómo se rompió su hijo y de por qué lo ha olvidado todo.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

~Reseña~ El aliento de los dioses, o el autoconocimiento que da vivir


Sin duda, El aliento de los dioses (o Warbreaker en el original), es la novela del Cosmere (sin contar Arena Blanca, que ha acabado publicándose como novela gráfica) más escondida. Autoconclusiva y alejada de Nacidos de la Bruma o El Archivo de las Tormentas, tanto por la forma como por la extensión, la ubicación o la epicidad que presenta, quizá se asemeja más a Elantris,. Sin embargo, son muy diferentes entre sí.

Es una historia de la que he oído opiniones bastante dispares, aunque en general positivas. La más extendida: es la peor de las novelas del Cosmere. Lo cual no implica necesariamente que sea mala. No obstante, me parece una afirmación bastante matizable, dado que en conjunto me han gustado mucho más las historias cortas de Sanderson que he leído que las largas (y de estas solo he leído la presente, Elantris y El camino de los reyes).

¿Es realmente El aliento de los dioses la peor novela del Cosmere? Creo que aun sin haber leído Nacidos de la bruma puedo decir que me parece una afirmación bastante injusta. Las comparaciones son odiosas, pero si miramos a Elantris, que quizá sea la más parecida, tiene pocas cosas que envidiarle.

lunes, 11 de septiembre de 2017

~Adopta una autora~ En regiones extrañas: un mapa de la ciencia ficción, lo fantástico y lo maravilloso


Lola Robles, mi autora adoptada, no solo escribe ficción. También tiene textos sobre transfeminismo y teoría queer, que abordaré en una entrada posterior, y textos divulgativos sobre literatura fantástica y temas relacionados, como el caso que nos ocupa. En regiones extrañas: un mapa de la ciencia ficción, lo fantástico y lo maravilloso es, como bien indica su sinopsis, un ensayo de divulgación cuya finalidad es definir y diferenciar los géneros no realistas y dar una serie de referencias bibiográficas, tanto sugerencias de lectura como otros ensayos que inciden más en las cuestiones pertinentes.

En regiones extrañas no es una obra profunda ni lo pretende. Tiene una fuerte voluntad pedagógica, dirigida sobre todo a un público que no se ha atrevido a acercarse a la literatura no realista o que, aun habiéndose acercado, tiene dudas sobre los diferentes géneros que la componen, por compartir muchos de ellos temáticas o tratamientos similares. Lo que más destaca es la metodología que sigue para su separación pero, sobre todo, creo que su valor reside en los múltiples ejemplos que detalla y de los cuales hace listado en un apéndice final.

sábado, 9 de septiembre de 2017

~Sorteo~ Té Auxiliar para dos


¡Feliz sábado! Ayer acabó el tiempo para participar en el sorteo de dos ejemplares de Espada Auxiliar  con el que celebrábamos el regreso de Breq a nuestras estanterías y el segundo aniversario del blog. ¡Y es el momento de desvelar a los ganadores! ¿Quiénes disfrutarán de la mejor porcelana del Raadch?

miércoles, 6 de septiembre de 2017

~#LeoAutorasOct~ La Pila maldita


¡La segunda edición de #LeoAutorasOct casi está aquí! Para los que ya pasasteis por aquí el año pasado, vamos a obviar la listaca que hice porque prefiero no saber cuántos libros me quedan aún por leer (pista: muchos). Para los nuevos, resumo brevemente lo que es la iniciativa #LeoAutorasOct: dedicar un mes a leer obras solo de escritoras, de cualquier género, y compartirlas para visibilizarlas. El objetivo último es concienciar sobre el desequilibrio que existe en el mercado y conseguir muchas recomendaciones para leer durante todo el año. Para más información, hemos hecho una web donde lo explicamos todito y con un montón de recursos para facilitaros la tarea (recomendaciones, carteles, banners, otras iniciativas…).

Hay bastante gente que ya estaba preguntando si este año se haría otra vez, y sí, por mi parte, sin duda. El movimiento generado en RRSS es TAN BONITO que cómo perder la oportunidad. Y ya os advierto para el año próximo: es el bicentenario del nacimiento de Emily Brontë, haremos algo seguro.


¿Y yo qué voy a hacer en 2017? Pues bajar la Pila. O intentarlo, al menos. Este año he comprado un porronazo de autoras. Sobre algunas podéis leer en el blog, para otras tendréis que acudir a La Nave Invisible, pero desde luego no he parado quieta. Así pues, tengo dos retos:

Acabar libros que tengo a medias. Si miráis mi "currently-reading" en GR veréis que tengo varias lecturas empezadas, algunas desde hace meses. Así que estaría bien acabarlas, al menos algunas de ellas. Hay dos libros de ensayo, una antología y una novela en inglés.
La Bella Durmiente a través de la historia, de Carolina Fernández Rodríguez
The Geek Feminist Revolution, de Kameron Hurley
Alucinadas II, de VVAA
The Obelisk Gate, de N. K. Jemisin

La segunda parte es pillar algo de la Pila antes de que Las Estrellas son Legión la desplace por completo. Os lo divido por géneros:

CIENCIA FICCIÓN
Cuentos del mañana para ayer, de Begoña Pérez Ruiz
Azul, el poder de un nombre, de Begoña Pérez Ruiz
La mirada extraña, de Felicidad Martínez
Amanecer, de Octavia Butler
Consecuencias Naturales, de Elia Barceló
El mejor de los mundos posibles, de Karen Lord
El gen Alexander, de María Angulo
A diez mil años luz, de James Tiptree Jr.
36, de Nieves Delgado
Domori, de Sofía Rhei
CloroFilia, de Cristina Jurado
Juego de destinos, de N. N. Balens
El nombre del mundo es bosque, de Ursula K. Le Guin
El aprendiz de guerrero, de Lois McMaster Bujold
Futuros perdidos, de Lisa Tuttle

FANTASÍA
Vencer al dragón, de Bárbara Hambly
Las cenizas que quedan, de Andrea Prieto Pérez
Lumen, de Celia Arias
Magia para lectores, de Kelly Link
A través de la arena, de Laura Morán Iglesias
Ladrones de libertad, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Entre extraños, de Jo Walton
La chica del león negro, de Alba Quintas
Cordeluna, de Elia Barceló
La Nación de las Bestias, de Mariana Palova
La sombra del gólem, de Éliette Abecassis
El Vatídico (Saga), de Robin Hobb

TERROR
Refugio 3/9, de Anna Starobinets
Un incendio invisible, de Sara Mesa
Belcebú, de Emilia Pardo Bazán
La chica zombi, de Laura Fernández (lo meto en terror porque salen zombis, pero este es para reírse)

GENERAL
Jane Eyre, de Charlotte Brontë
La inquilina de Wildfell Hall, de Anne Brontë
Sentido y sensibilidad, de Jane Austen
Lady Susan, de Jane Austen

ENSAYO
El libro de las brujas, de Katherine Howe
Wonder Woman. El feminismo como superpoder, de Elisa McCausland

Obviamente no lo voy a leer todo ni lo pretendo, pero eso es prácticamente el grueso de señoras que hay en mi Pila y que he adquirido durante el último año (hay algunos premios de sorteos y varios saldos, no nos asustemos mucho). En la web de #LeoAutorasOct hay listas de blogs del año pasado y de este. Y además, Carbaes y Khardan han hecho una lista de autoras de ciencia ficción poco conocidas. Para que no os canséis de conocer escritoras ^^




Dalayn
Lectora por vocación. Arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

sábado, 2 de septiembre de 2017

En Juego de Tronos no sobrevive nadie... a los spoilers


Entrada vuelta y vuelta de campofrío. Del frío va la cosa. Del invierno. De cómo algunos sobreviven a él calentándose a base de spoilers mientras otros nos echamos la manta a la cabeza para no ver nada. Con spoilers hasta Danza de dragones, aviso.

Así voy yo, con una manta en pleno verano. Desde hace tres temporadas. Intentando no enterarme de nada igual que yo estuve sin abrir la boca durante 4 temporadas por algo que llaman respeto pero que está en peligro de extinción en la RAE y en el mundo entero. Ya os lo digo: no lo conseguí. La quinta temporada podría contarla entera sin haberla visto. En la sexta mejoré el sistema de protección y conseguí esquivar las balas (menos la de Hodor, que era muy bestia) hasta el comienzo de la séptima (sí, tal cual), cuando empezaron a rodar imágenes de la temporada anterior. De hecho, casi todo lo que he visto de la séptima han sido imágenes. Con sus memes correspondientes, no sea que dejemos algo a la imaginación.

Esto ya pintaba mal. Sobre todo cuando dijeron que Jaime iría con ellas.

¿Por qué dejé de ver Juego de Tronos a partir de la 5ª temporada?

La razón es simple: ya no había libros en los que basarse. Había una trama que sí, pero las demás no. Y todo lo que la serie se había salido de los libros había sido más bien una patata mal cocida: quemadita por un lado y cruda por el otro. Así pues, yo no quería saber de esa historia en esas condiciones (en serio, me iba a cabrear muchísimo con la trama dorniense, lo sé). Porque para mí Canción de Hielo y Fuego es importante, no solo a nivel literario, y me importa más disfrutar la historia del mismo modo en que la disfruté cuando la conocí que conocer el final a toda costa pase lo que pase. Hay más series que ver, más libros que leer. No tengo por qué hacer lo que hace TODO el mundo. Sin embargo, parece que eso ya no es una opción. La libertad individual se acaba cuando uno no tiene ganas ni de poner «Aviso de spoiler» o algo por el estilo. No vaya a ser que alguien pueda elegir no verlo. Ah, bueno, sí puede. Huyendo de las RRSS por el resto de su vida. A mis padres les funciona.

Pero si en la serie no va a pasar lo mismo que en los libros…

Pero el final es el mismo. Por Dios, que llevo diciendo que Caramanchada SABE COSAS desde Choque de Reyes para nada. Y Martin tiene un problemón en Meereen ¿para qué? Si a Xaro Xhoan Daxos se lo cargan ya en la segunda temporada. Por no hablar del rollo de Aegon…

Canción no solo son las sorpresas y los cliffhangers, es cierto. Es la evolución de los personajes, cómo aprenden o qué consecuencias tienen las estupideces que cometen. Pero eso no significa que se pueda obviar el trabajo de encajar piezas que hay detrás. Los lectores hemos vivido de teorías desde 1997 (en mi caso, desde 2006). Yo quiero seguir leyendo con esas teorías y no con otras supeditadas a quién sale o deja de salir en la serie. Puede que parezca una tontería, pero es mi tontería. Algunos se tiran agua hirviendo por la cabeza y bien que les ríen la gracia, ¿no? No quiero estar leyendo a Arianne o Aegon y pensar: estas mil páginas se las podría haber ahorrado porque van a acabar en nada. Que a lo mejor me sorprende y es totalmente diferente, pero no lo voy a disfrutar de la misma manera.

Creo que tengo derecho (y todo el mundo lo tiene) a elegir por qué lado conozco una historia, y del mismo modo que ESDLA lo conocí por las películas y luego me leí los libros, Juego de Tronos lo quiero conocer por los libros y luego ya veré la serie. Cuando yo quiera. Que la voy a ver. Lo que no sé es por qué si digo que no he visto Pulp Fiction la gente responde: «uy, pues no te cuento nada, que tienes que verla» y cuando digo que no he visto Juego de Tronos, todo es «buaaah pues te has perdido esto, esto y aquello». Eso se llama ir a joder, así, con todas las letras.

El público audiovisual no es el mismo que el público lector

O al menos esa es mi percepción. Yo recuerdo ver los inicios de la serie con mis amigos lectores, calladitos, comentando en grupitos cerrados entre nosotros, esperando a ver las reacciones de los no lectores. ¿Recordáis los vídeos de cuando la muerte de Ned o de la Boda Roja? Son épicos. Nos callábamos porque nosotros habíamos pasado por ahí, por esa sorpresa, y queríamos que los que no habían pasado por allí lo hicieran del mismo modo. Y eso que ambas cosas se ven venir, sobre todo en los libros, pero en el caso de Ned aún no somos conscientes del peligro de muerte que corre cada personaje, mientras que en la Boda Roja nunca esperamos que sea TANTO.

Al público audiovisual, independientemente de que haya sido lector o no, estas cosas le importan un pito. O esa es la sensación que a mí me da. Porque si «el gordo de mierda no quiere terminar sus libros no nos vamos a esperar» (¿qué os decía del respeto y eso?). Oye, pues yo sí quiero esperarme. Quiero que Martin se quite presión, trabaje con tranquilidad y mejor y se olvide de todas las mierdas y amenazas que recibe porque necesita más tiempo para acabar una saga complicada, con muchos giros y que ahora tiene que combatir contra su propia serie. Sí, George se equivocó haciendo cuentas y vendió los derechos antes de tiempo, porque él nunca ha cumplido los plazos que se ha autoimpuesto, por las razones que sean. Y porque he vivido situaciones similares (no a ese nivel, pero comparable), puedo decir que la persona que peor lo pasa y que peor se siente por eso es él mismo. Ni los guionistas de la serie, ni los editores, ni los traductores, ni los lectores que estamos esperando, ni los que se han cansado de esperar. Ninguno tiene más jodidas ganas de acabar Canción de Hielo y Fuego que George R.R. Martin. Y que se equivocara no le da derecho a nadie a tirarle mierda encima y de hacérnoslo pagar a los que queremos seguir esperando como si la serie no existiese.

Cuando la Boda Roja. Ahora no quieren que vuelva a pasar.

Pero hay gente que se pasa con lo de no querer spoilers

Hay gente para todo. Yo no tuve problema con lo de Hodor ni en saber que Jon Nieve seguía vivo. Son cosas que se deducen. Igual que la cubierta de la edición española de Danza de dragones. Lo importante no es ese suceso en sí sino cómo se ha llegado a él y qué consecuencias va a tener. Es igual que lo poco que le ha gustado a algunos la evolución de Sansa. Eso es algo que puede ser completamente diferente en los libros ya que su trama va a ser, seguro, distinta. El problema viene cuando hay sucesos en sí que sí son importantes. Como por ejemplo (y aquí van cositas de la 5ª) que Stannis haya dejado de aparecer o lo de Shireen. Oh, sí, lo de Shireen me cabreó muchísimo. Porque pistas en los libros no había. Y un montón de teorías se cayeron con ella. ¿En serio me tiro tres años callándome lo de la Boda Roja para que al día siguiente del capítulo vea una imagen de Shireen en una pira? Así, sin más, sin vaselina ni nada.

Porque esa es otra. A cada temporada, más prisa se tiene que dar uno en ver el capítulo. Al principio era una semana, hasta que la echaban en Canal+. Luego la cadena empezó a darse prisa para evitar en lo posible las descargas ilegales, y el margen era el día siguiente de la emisión en EEUU. En sus RRSS, Canal+ te iba contando el capítulo paso a paso, por lo que si, por lo que fuera, eras de los que veía la serie en la segunda sesión, más vale que no fueras seguidor suyo. En las últimas temporadas ya ni podías esperar a la emisión en castellano. El lunes por la mañana empezaba todo a llenarse de spoilers, que parecías ir pisando un campo de minas. Ahora, con HBO y Movistar TV, hay mucha más gente que lo ve a las 3 de la mañana. O a las 7 cuando se levanta. O mientras va en tren al trabajo. No importa cómo, a eso de las 8, las RRSS son impracticables para todo aquel que quiera llegar virgen al capítulo. Ya no estoy hablando de gente como yo, que lleva varias temporadas sin ver la serie, sino de gente que la ve al día siguiente y ya se sabe de pe a pa lo que va a ocurrir porque la gente es incapaz de cerrar el pico.

He visto reducciones al absurdo peores, creedme.

Pero es que tenemos derecho a hablar de lo que queramos

Y yo a no leer lo que no me interesa. Por eso tengo filtros en twitter, en facebook y hasta en el propio navegador. Y aun así me entero de cosas. Porque las imágenes no se pueden filtrar, y porque hay asuntos que no prevés y antes de darte cuenta ya te has enterado de lo que pasa.
Esto no es problema de que la gente necesite hablar y comentar la serie que está viendo. Esto es problema de que a algunos no les preocupa lo que a otros les pueda o no les pueda molestar con respecto a Juego de Tronos en específico. Porque Juego de Tronos es un boom mundial y en la cabeza de muchos TODO EL MUNDO tiene que estar viéndola. Es como un partido Barça-Madrid. Te lo tienes que tragar sí o sí aunque no te guste el fútbol.

¿Y por qué creo que es cosa de Juego de Tronos en específico? Porque incluso con todo el jaleo de la no-renovación de Sense8 he podido ver las dos temporadas de la serie sin saber nada más que «menudo cliffhanger que se queda al final de la 2». O porque hace dos semanas que está disponible The Defenders y solo sé que «no está mal» y «Iron Fist es un truño». La gente habla de ello, sí, pero sabiendo que hay gente que no lo ha visto y dándoles la oportunidad de verlo del mismo modo que lo han visto ellos. Con Juego de Tronos no pasa. Se ha formado un bucle en que tienes que ser el primero en verlo para que no te spoileen y el primero en comentarlo porque madre mía lo que acaba de pasar, esto no me lo puedo callar. Y así.

Creo, y no me parece estar diciendo una locura, que no es tan difícil cuando se va a hablar de algo de esto en público advertir que hay spoilers y luego ya el que siga ya sabe a qué atenerse. O no compartir imágenes porque hay gente que se espera a verla del tirón, o porque por circunstancias personales no puede ir al día. No se trata de no hablar de ello, sino de ser un poco adultos y respetar a los demás igual que nos gusta que nos respeten a nosotros. Hay gente a la que no les importan los spoilers, estupendo. Hay otros que no les importan hasta que se topan con que le spoilean su serie favorita, y entonces todo es llanto y rechinar de dientes (por algún sitio se aprende). Y hay gente que sí nos importan, sobre todo algunos muy bestias. Creo que no es tan complicada la convivencia. Pero claro, para eso hay que dejarse de mirar el ombligo, y eso es algo bastante complicado hoy en día.



PD: Para twitter están muy bien silenciar palabras, para FB uso un addon llamado FB Purity y para Google Chrome hay una extensión llamada «Game of Spoilers» que tapa todo lo que considere como tal. No sirve para todo, pero ayuda.




Dalayn
Lectora por vocación. Arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

viernes, 1 de septiembre de 2017

~Sorteo~ Hay una Espada esperando un Auxiliar


¡Sorteo! ¡Sorteo! Para alegrar las almas de los que aman agosto y se entristecen al llegar septiembre (como yo). Para avivar los corazones de los que se encariñaron de Breq y echan de menos a Seivarden. Gracias a Nova y a la visita de Ann Leckie a España por motivo del Festival Celsius podréis conseguir uno de los dos ejemplares firmados de Espada Auxliar que voy a sortear en el blog, coincidiendo además felizmente con el segundo aniversario.

Recuerdo que Espada Auxiliar es el segundo volumen de la Trilogía del Imperio del Radch, una civilización dirigida por Anaander Mianaai durante tres mil años con naves que recorren el espacio radchaai anexionando nuevos planetas y pueblos. En el volumen anterior, Justicia Auxiliar, conocíamos a Breq/Esk Una/Justicia de Toren, una IA que ha sido despojada de sus auxiliares y se encuentra sola buscando un arma alienígena. La trilogía se cerrará en español en 2018 con la publicación de Ancillary Mercy (título oficial en español no confirmado, aunque previsiblemente será Misericordia auxiliar). Si en la primera entrega el tema principal era la identidad, diría que en este segundo lo es la justicia. Leckie plantea una situación en una Estación de un planeta productor de té que Breq tendrá que resolver no solo para hacer lo que cree que es justo sino para saldar sus propias deudas. Todo mientras el Imperio parece desmoronarse más allá de los Portales y sabiendo que el enemigo puede estar en todas partes.

miércoles, 30 de agosto de 2017

~Reseña~ Invasiones, o la irracionalidad del ser



Los que habéis visto el estreno de Tres marcianos y medio ya me oiríais hablar de esta colección de novelas cortas de Ismael M. Biurrun junto a Bandinnelli e Isa Janis. Pero por si acaso no lo habéis hecho (o no queréis), esta es mi opinión acerca de Invasiones, mi primer acercamiento al autor y a la editorial Valdemar, todo un acierto en ambos casos.

Invasiones está compuesta por tres historias cortas, de poco más de cien páginas cada una, donde Biurrun pone al ser humano al límite a través de tres sucesos devastadores y explora a su vez cómo estos afectan a los personajes. Aunque sus argumentos son muy diferentes, el autor no se plantea afrontar las catástrofes desde el punto de vista del héroe o un grupo que se enfrenta a ellas, sino que pone el foco en gente normal, en la cotidianidad y en cómo situaciones diarias y relaciones se ven modificadas por hechos incontrolables. Además, va un paso más allá, y los estragos vienen acompañados por la propia devastación que los personajes sufren en su vida, ofreciendo siempre una dualidad entre el desastre exterior y el interior que sufre cada uno.

miércoles, 2 de agosto de 2017

CampNaNoWriMo: antes, durante y después


¡Por fin he terminado un CampNano! Para los que no lo sepan, el Nanowrimo es un reto de escritura que se realiza en noviembre y que consiste resumidamente en escribir 50000 palabras en un mes. Así, sin vaselina ni nada. Para ir ensayando, en abril y julio se realizan algo así como campamentos del Nano, retos similares donde cada uno se pone su propia meta.

En abril me apunté pero apenas escribí nada. ¿Por qué? Pues por lo mismo de siempre. LA VIDA. Proyectos, lecturas, compromisos, fiestas, amigos, familia… cualquier cosa es una buena excusa. Además, soy una escritora lenta y me agobio mucho, necesito la mente despejada y que nadie me moleste ni esté detrás de mí para no romper la poca concentración que haya conseguido reunir. Esto es algo que me lleva ocurriendo años, y ha hecho que escriba bastante poco y en general relatos cortos o microrrelatos (más o menos los quepodéis leer en el blog), sobre todo para concursos, que es lo único que me motivaba algo más a dejar de lado el resto de asuntos.

Sin embargo, creo que gracias en gran parte al corrillo de escritores más o menos noveles (sí, y a la presión de Cerbero, para qué nos vamos a engañar), estos últimos tres meses me he forzado todo lo que he podido para ponerme delante de la libreta y del ordenador y escribir. Pero no ha sido hasta julio, con el CampNano, que me lo he tomado verdaderamente en serio. Y además de haber conseguido el objetivo que me propuse (20000 palabras), he sacado varias conclusiones que me gustaría compartir con vosotros:

jueves, 27 de julio de 2017

~Relato~ Sensaciones



Un rayo de sol la detuvo justo antes de cruzar el umbral. Se echó hacia atrás, desconfiada, mientras su mirada se perdía en la inmensidad de la calle. Adoquines, fachadas desvencijadas y un fragmento de cielo mucho menos azul de lo acostumbrado se extendían más allá de los límites de su existencia. Vacío y mudo, el mundo exterior parecía amenazarla con aquel haz de luz.

martes, 11 de julio de 2017

~Reseña~ Por siempre jamás, o la inseguridad del escritor


Hay días en que necesitamos lecturas diferentes. Lecturas que, aun con sus conflictos, nos alegren el día y nos saquen una sonrisa. Este es el caso de Por siempre jamás, el cómic de Laurielle publicado en Ediciones Babylon que ha ganado el premio Héroes Manga al mejor manga de autor español y que me he leído en una tarde sin parar.

miércoles, 5 de julio de 2017

~Reseña~ La Armadura de la Luz, o el descubrimiento de lo maravilloso


La Armadura de la Luz es una vuelta a la fantasía más rolera, con aventuras, toques de humor y dosis bien dispuestas de epicidad. Un exmercenario y una excircense llegan a una importante ciudad costera para acudir a un torneo de Jhassai. Lo que ignoran es que no son los únicos interesados en dicho torneo y su premio, y se verán envueltos en una peculiar investigación a merced de múltiples bandos que solo buscarán sacar provecho de la situación. Mientras tanto, un aristócrata con aires de grandeza los ha seguido para recuperar su espada robada y, sin saberlo, les dará más problemas de los que podrían imaginar.

martes, 27 de junio de 2017

~Las estrellas sisean fantasías~ Rocío Vega y Horizonte Rojo



Hace unas semanas hablé por aquí un poquito de Rocío Vega y sus relatos de La Compañía Amable. Hoy paso a su obra de ciencia ficción para traeros de viva voz mi opinión sobre el primer volumen de Horizonte Rojo y para leeros Lola, un relato que podéis leer de manera gratuita en su web sobre inteligencias artificiales y situaciones demasiado cotidianas.

sábado, 24 de junio de 2017

~Sorteo~ La Quietud se va para...

Alguien se ha pasado esta noche con las hogueras, o bien el Padre Tierra se ha enfurruñado aún más, porque menuda nochecita... La buena noticia es que alguien lo va a conocer en breve y ya rendirá cuentas con él, como buen orogén. ¿Quién será, será?


martes, 20 de junio de 2017

~Adopta una autora~ Yabarí, o el presente de la colonización



Ya había ganas de seguir con Adopta una autora. Tras presentaros a Lola Robles de viva voz y haber comentado ya una de sus novelas cortas, El informe Monteverde, llega el turno de hablaros de Yabarí, su última obra de ficción publicada en Cerbero.

Yabarí es un planeta colonizado para la explotación de la bentá, una especie vegetal semejante a una liana cuyo fluido interno puede servir de combustible. Sin embargo, «para conseguir un litro de combustible con características semejantes a otro de petróleo, se necesitan unos veinticinco kilos de bentá seca». En un universo donde las energías fósiles aún son las encargadas de moverlo, explotar este recurso parece esencial para mantener el estatus quo. Aunque ello implique la deforestación de la selva yabarí, diversa, rica y, lo más importante, poblada.

martes, 13 de junio de 2017

~Sorteo~ La quinta estación firmado


Hace unas semanas se publicó en España La Quinta Estación, novela galardonada con el premio Hugo 2016 y que reseñé poco después de su estreno. A posteriori me he dado cuenta de que estaba tan emocionada tras terminar de leer que entré tan de lleno y se me olvidó decir de qué iba. En Fábulas Estelares podéis encontrar un resumen, mucho más poético que el mío: un solo hombre es capaz de romper la tierra, herirla de muerte y provocar una catástrofe como no ha habido nunca en la Quietud; mientras tanto, con el fin del mundo acabándose en el exterior, una madre siente cómo su interior se hace pedazos al encontrar a su bebé muerto en su casa. Lo grande y lo íntimo se unen para conformar una historia que llega a todos los niveles (o, al menos, conmigo lo ha conseguido).

Así que después de haber leído el libro y de que su autora, N. K. Jemisin, visitara España hace unos días (podéis ver la presentación en la Librería Gigamesh en su canal de YouTube), para mí es un placer inmenso poder realizar un sorteo de un ejemplar firmado gracias a Ediciones B y en particular al sello Nova. Y un par de regalitos extra porque sí.

miércoles, 7 de junio de 2017

~Ficción Corta~ Capítulo #3


Ya tenía ganas de una nueva entrega de relatos. Este capítulo me gusta especialmente porque hay autores de lo más variado, desde reconocidos y veteranos como Mike Resnick o Aliette de Bodard hasta nuevas escritoras que empiezan a asomar la cabeza en el panorama nacional como Cris Melgosa. Sin dejar de lado a Rocío Vega, autora de Horizonte Rojo y que ya está dando mucho que hablar (y lo que queda).

lunes, 29 de mayo de 2017

~Reseña~ La Quinta Estación, o un fragmento de corazón que se llevó la Quietud

Invierno, verano, otoño e invierno. La muerte es la quinta, y la que las controla a todas.


Este proverbio de las Árticas es de los que te dejan los pelos de punta. Pero es que La quinta estación es uno de esos libros que se te meten bajo la piel, de los que se quedan contigo cuando las páginas han desaparecido de la vista, de los que hablan al alma y no solo a la mente.


Así empieza la trilogía de la Tierra Fragmentada, con toda una declaración de intenciones. Continúa con un acercamiento, como un cuento, una presentación del universo en el que vamos a sumergirnos; el narrador es cercano, habla con el lector, es sarcástico, y con ese tono tan particular nos presenta personajes y situaciones que harán que la novela comience con un ritmo espectacular. Jemisin entrelaza construcción de mundo, acción y sentimientos y nos deja preparados para enfrentarnos con una Quinta Estación que al parecer durará siglos.

«Empecemos por el fin del mundo. ¿Por qué no?»


miércoles, 17 de mayo de 2017

~Entrevista~ Concepción Perea, una nueva primavera en TerraLinde

El día 18, Runas publica La última primavera, de Concepción Perea. Una intrincada novela de fantasía llena de misterios, traiciones y magia. Perea, además de escritora, es lectora editorial y profesora de escritura creativa. También tiene la biblioteca de imágenes de ardillas más grande del mundo (deberían darle el récord Guinness ya). Concha ha accedido amablemente a concederme esta entrevista y espero que ayude a que la conozcáis mejor y os animéis a conocer TerraLinde.

miércoles, 10 de mayo de 2017

~Reseña~ Extraños testimonios, o catorce dulces de fantasía


Dicen que Daína Chaviano es una de las tres voces femeninas de lengua hispana más importantes del género fantástico, a la par que Angélica Gorodischer y Elia Barceló. Sin entrar en comparaciones, y tras haber leído esta colección que Huso publicó a principios de año, puedo afirmar que no me extraña nada. Cómo escribe Chaviano. Cada frase es una delicia; cada relato, un manjar. Tiene un estilo pulido, rico y fluido, lleno de matices, de poesía. En sus historias la fantasía se mezcla con lo cotidiano, creando pequeñas maravillas que trasladan al lector a un universo donde todo es posible, donde nada puede predecirse.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Un año leyendo autoras


Hace un año exactamente que publiqué la primera tanda de recomendaciones de autoras en el blog. Poco más de un año desde que @duxiet hiciera una charla con autoras en su canal. Poco más de un año desde que @irilaya convocara el #ProyectoEscritoras, que daría lugar posteriormente a La Nave Invisible. Un año desde que algo en mi mente hiciera clic.

Te pongo en situación. Yo adoro leer. Es mi mayor afición desde que aprendí que el sonido se grafiaba para quedar atrapado en el papel. Leía los cuentos que me regalaban, compraba el primer libro que me llamaba la atención de la librería, me apuntaba a todas las colecciones de fantasía que iba sacando Círculo de Lectores (así descubrí Canción de hielo y fuego o La saga de la Fractura). Me sabía el nombre de los autores porque me gusta saber quién hace las cosas, igual que me sé el nombre de actores o cantantes. Pero a mí lo mismo me daba que fuera J. K. que J. R. R. (en realidad leí El señor de los anillos hace cinco o seis años, no es que me lanzara de cabeza tras ver las películas). Lo mismo me daba que fueran hombres o mujeres quienes escribían. Para mí no había diferencia en la manera de contar una historia. Me gustaba o no me gustaba.

miércoles, 26 de abril de 2017

~Entrevista~ Israel Alonso, un editor fuera de lo común


Si durante estos últimos meses se habla de algo en el mundillo, es sin duda de la Editorial Cerbero. Llegó a nuestros oídos en noviembre de 2016, pasaron diciembre poniéndonos los dientes largos y en enero se estrenaron con la colección Wyser, donde hasta el momento llevan publicadas seis novelas cortas en formato bolsilibro. ¿Pero quién se esconde tras las tres cabezas del can? Hoy entrevistamos a Israel Alonso, escritor, poeta y editor.

viernes, 21 de abril de 2017

~Recomendaciones~ Día del Libro 2017


¿El cuento está de moda? Bueno, yo no diría tanto eso, pero sí que es un formato que está repuntando en los últimos años. Creo que prácticamente desde que se publicó Mañana Todavía allá por 2014 se ha incrementado considerablemente la publicación de antologías, aunque Mariano Villarreal ya nos llevaba dando avisos desde 2012 con la Terranova 1. De hecho, en 2013 empezaron a editarse las antologías steampunk Ácronos. ¿Y desde cuando lleva Saco de Huesos convocando Calabazas en el trastero? Sin embargo, parece que es ahora, en estos tiempos donde el smarthphone sustituye a casi todo y triunfan los jueguecitos por niveles de King, cuando se está poniendo de nuevo en valor el relato como formato breve, conciso e inmediato, acorde a los tiempos que corren. Sin que eso vaya en detrimento de la calidad, por supuesto.

Así que qué menos que hacer unas pequeñas recomendaciones de antologías para este Sant Jordi. En papel, en digital, españolas, extranjeras... Eso sí, me voy a limitar al idioma español, porque si no seguramente me faltaría blog (y mucho buceo internáutico) para todo. No las he leído todas, pero sin duda están en la Pila, y aquí viene el por qué: